José Luis Ameriso

13 mayo, 2014

El Dr. José Luis Ameriso Figueroa, se graduó de Médico en la Universidad Nacional de Rosario en 1989.

Se especializó en Cirugía Cardíaca en la Ciudad de San Pablo (Brasil), durante los años 1990, 1991, 1992 y 1993.

Luego continuó su formación quirúrgica en el Hospital Nacional de Pediatría Dr. Juan P. Garrahan (1994) y en el Rabin Medical Center en la ciudad de Tel Aviv (Israel) durante 1995.

Desde 1993, es Docente de la Cátedra a Clínica Quirúrgica en el Hospital Provincial del Centenario de Rosario, actualmente a cargo del Profesor Jorge Ciribé.

Desde 1997, paralelamente a sus actividades de Cirujano Cardiovascular, se dedica al Implante de Marcapasos, Cardiodefibriladores y Resincronizadores.

En 1998, implanta por primera vez en la Argentina un Cardiodefibrilador Pediátrico en un niño de 6 años, quien había padecido una muerte súbita por miocardiopatía hipertrófica. A posteriori, realiza la misma cirugía en una niña de 8 años.

En el año 2000, realiza junto al Dr. Jorge Wernly, (Profesor y Jefe de Servicio de Cirugía de la Universidad de Nueva Mexico, EE UU ) la primera ablación quirúrgica de un Wolf- Parkinson-White, en una joven de 23 años, destinada a curar su arritmia.

Participó de los proyectos de investigación auspiciados por la Empresa Guidant, con fines de perfeccionar y desarrollar los actuales Resincronizadores, dispositivos implantables destinados al tratamiento de la Insuficiencia Cardíaca, y desde el 2003, se dedica al implante de los mismos.

Desde el 2004, y tras el advenimiento de nuevas técnicas mini-invasivas para el tratamiento quirúrgico de la Fibrilación Auricular, realiza cursos en los Estados Unidos y termina de perfeccionar la técnica con el Dr. Fernando Mastrogiácomo, Jefe de Cirugía del Instituto Alexander Fleming de Buenos aires y uno de los inventores de la misma, junto al Dr. Randall Wolf de la Universidad de Cincinnati, EE UU.

En 2006, realiza por primera vez en el interior del país, en un paciente de 51 años, quien padecía de episodios recurrentes de fibrilación auricular paroxística, la primera ablación exitosa de esta arritmia, utilizando la técnica mini-invasiva con el sistema Atricure.