Para la organización de consumidores, Google admite “no respetar la privacidad”.

6 octubre, 2014 Publicidad

Google se ha visto obligada a defenderse al haber recibido una demanda en su contra. Sucede que en el afán de defenderse, ha utilizado un argumento por demás polémico. Google argumenta que si el usuario utiliza el servicio de algún tercero intermediario (como Gmail, por ejemplo) entonces no se debe tener ninguna expectativa respecto a la privacidad.
El documento que expone la argumentación de Google salió a la luz gracias a la organización Consumer Watchdog, que vela por los derechos de los consumidores en Estados Unidos. Google lanzó dicha argumentación a raíz de una demanda colectiva interpuesta en su contra, a causa de la publicidad que se muestra en los correos electrónicos, con anuncios basados en el contenido de los mensajes.
Google y sus abogados aducen que al utilizarse un correo electrónico de algún proveedor externo, como Gmail, por ejemplo, la privacidad del contenido de los mensajes no puede ni debe darse por descontada.
John Simpson, director de Consumer Watchdog afirma que Google “finalmente admite no respetar la privacidad”. Considera que la gente debería evaluar el peso de dichas palabras, y si la privacidad es importante, entonces deberían dejar de usar Gmail. Simpson agrega que así como la oficina de correos solo se limita a entregar una carta en la dirección correcta sin abrir el sobre ni leerla, Google debería proceder de la misma manera.
Lo más grave de todo este asunto es que, al parecer, para Google la privacidad no es más que un detalle menor, casi sin importancia. Los abogados de Google en defensa de éste expresan que “por el solo hecho de realizar comunicaciones a través de internet, las partes expresan su consentimiento a la grabación de los mensajes”.
El documento legal consta de 39 páginas y puede leerse en el sitio de Consumer Watchdogs.